Inicio clásico y preludio musical

En las películas “clásicas” por defecto se empieza y se acaba con música extradiegética. La música inicial es particularmente importante por las funciones que cumple:

  • la función delimitadora (Román, 2008: 128): indica el inicio de la película. Como toda función teatral u operística, suele haber una música o elementos sonoros que indican que empieza la función.
  • establecer el género, el ambiente: la música inicial es en este aspecto importantísima, porque indica el estilo musical y por ende el género de la película, Según que la música inicial sea dramática, alegre, anodina, con gran orquesta o con sinte pop, el espectador va a tener una indicación de como interpretar lo que va a ver, y si se prepara a un drama o a una comedia.
  • exponer material musical importante para la narración, en el caso de desarrollo temático con leitmotivs.

En el gráfico siguiente esquematizamos el inicio “clásico” de la música que descomponemos en tres episodios:

  • el preludio: la música aparece como el único elemento. Suele hacer un crescendo. En general tenemos los títulos de crédito.
  • la presentación: solemos tener planos generales que nos presentan el lugar y el ambiente de la escena. La música se mantiene pero el sonido diegético va aumentando progresivamente, con voz emanación y sonido ambiente. El espectador va entrando gradualmente en la diégesis.
  • la acción: la música suele llegar a una conclusión que indica al espectador que la introducción ha acabado y que ahora empieza de verdad la acción de la película (suele ser una cadencia abierta, a modo de puntos suspensivos). Aparecen así los primeros diálogos.

 

musica-inicio

Gráfico esquematizando la música inicial de una película

Podemos ver en el siguiente video una aplicación clásica de la música inicial en Carmen.


Los recursos sonoros y la música inicial de Carmen (Aranda, 2003, música de José Nieto).


La música inicial en Breakfast at Tiffany’s (Desayuno con diamantes)

Música de cabeceras y su relación con el contenido

Podemos observar que las cabeceras de series televisivas de los años 80 podían tener la misma función y estructura que el inicio clásico cinematográfico, a la diferencia de otras series que tienen unas cabeceras con una música específica completamente separada de la música que aparece en el cuerpo del capítulo:

http://politube.upv.es/play.php?vid=4451 Músicas de cabeceras de los 80

Muchas series actuales tienen una música de cabecera completamente desvinculada del contenido de la propia serie, como por ejemplo Southland o The Wire que carecen completamente de música extradiegética en el desarrollo del capítulo y tienden al hiper-naturalismo:


Cabecera de la serie Southland

Otras series si contienen música extradiegética, pero completamente disociada de la música de cabecera, a menudo una canción pop o de estilo pop con unas asociaciones sin relación con el contenido de la serie como Mad Men o Damages.