Codificación convencional

Existen ciertas músicas y sonidos que tienen una codificación convencionalmente admitida.

Himnos

Un primer tipo de música se refiere a los himnos, por ejemplo La Marsellesa como himno de la República Francesa: cuando el espectador oye este himno sabe que la escena transcurre en Francia o que va a hablar de la República Francesa, aunque la melodía en sí no sea particularmente francesa para alguien que no conozca la significación convencional de este himno.

Un caso magistral del uso de un himno para la creación del material temático se encuentra en la película Casablanca (Curtiz 1942), donde el compositor Max Steiner utiliza el hecho que la audiencia conozca La Marsellesa como himno de la República Francesa para crear parte del material musical que aporta una información perfectamente entendida.  La Marsellesa se utiliza diegéticamente como himno reivindicativo (a la vez patriótico asociado a Francia, y a la vez de lucha democrática asociado a la república) pero también extradiegéticamente para indicar una institución del estado francés o la elección del personaje por el deber republicano.

Utilización de La Marseillaise como elemento temático (leitmotiv) en Casablanca (Curtiz 1942)

Marcha fúnebre

Otras músicas con una codificación convencional se refieren a ciertas músicas que se asocian a ritos (funeral, boda) o a actividades y que por razones diversas se han establecido convencionalmente.

La marcha fúnebre que se puede considerar como convencionalmente codificada deriva del 3er movimiento de la 2ª sonata para piano de Chopin:

Chopin, Frédéric [Composer] – Chopin: Piano Sonata No.2 in B flat minor, Op.35 – 3. Marche funèbre (Lento), generalmente interpretada por una orquesta o fanfarria (Academy New Schola Cantorum – Marche Funèbre)


Por ejemplo, en este extracto de Robot Chicken 6×01 tenemos varias músicas con códigos más o menos claros, pero cuando llega la marcha fúnebre de Chopin, basta con apenas un segundo de música para que entendamos que estamos en un funeral. Las codificaciones convencionales son pues generalmente entendidas rápidamente y casi universalmente, aunque en un entierro real no sea a lo mejor frecuente oír esta marcha fúnebre en concreto.


Extracto de Robot Chicken 6×01: análisis de los significados convencionales

Otras marchas fúnebres podrían haber pasado a significar convencionalmente el entierro, como las que compuso Purcell para la Reina María (John Eliot Gardiner – Purcell : Funeral Sentences for the death of Queen Mary II Z27 : I March), la celebérrima marcha fúnebre de la 3ª Sinfonía de Beethoven (van Beethoven, Ludwig [Composer] – Beethoven: Symphony No.3 in E flat, Op.55 -“Eroica” – 2. Marcia funebre (Adagio assai)) o la que compuso Wagner en su Tetralogía London Philharmonic Orchestra – Götterdämmerung: Siegfried’s funeral march)

Curiosamente, la marcha fúnebre que Mendelssohn compuso para la música incidental para Un sueño de una noche de verano (Mendelssohn, Felix – Mendelssohn: A Midsummer Night’s Dream, Op.61 Incidental Music – No.10 b) Funeral March) no ha pasado a tener un significado convencional, mientras que la marcha nupcial de la misma obra sí que tiene una asociación convencional con las bodas (Mendelssohn, Felix – Mendelssohn: A Midsummer Night’s Dream, Op.61 Incidental Music – No.9 Wedding March) a la par con la marcha nupcial de Wagner en Lohengrin (Daniel Barenboim – Wagner : Lohengrin : Act 3 “Treulich geführt ziehet dahin” [Chorus]), más frecuentemente adaptada a otras orquestaciones (Gran Orquesta Viener Blood – Marcha Nupcial De Wagner).

La nana


La nana convencional (Brahms) en How I met your Mother 6×18
Otra música con un significado convencional es la nana originalmente compuesta por Brahms (Relaxing Piano Music – Brahms Lullaby). Como podemos ver en el extracto de How I met your mother 6×18, dicha nana hace que el obseso sexual de Barney se convierta en un niño dependiente del calor materno. En el caso de la nana, también parece ser una convención fuera del entorno occidental, como lo vemos en la siguiente escena en un entorno típicamente japonés:


La nana convencional en un ambiente japonés:
Okuribito
Estas músicas con un significado convencional transmiten claramente también el carácter musical asociado a su función (la nana invita a relajarse y dormir, la marcha fúnebre es solemne y sombría), a la diferencia de otras músicas convencionales como los himnos nacionales, que sí tienen un carácter de himno (generalmente una marcha militar binaria) pero el hecho de que estén asociados a una nación u otra es meramente convencional.

Igualmente, la canción del “cumpleaños feliz” y los villancicos (con variaciones regionales) son músicas codificadas asociadas a situaciones precisas.