Música espectáculo (diegética)

Podemos distinguir varios tipos de utilización de la música espectáculo: aquí abordamos la inserción de un “número musical” dentro de la narración con una justificación diegética, y que en general interrumpe el relato para dar toda la importancia al espectáculo musical, cambiando la auricularización (sonido cercano a la escucha en CD) pero manteniendo los instrumentos en pantalla.

Video polimedia “Cuando la música se hace espectáculo” http://politube.upv.es/play.php?vid=8707

En general, se pueden definir estas características de la música espectáculo:

  • se prescinde del realismo sonoro para otorgar la mejor calidad de mezcla a la música, con una auricularización 0 (sonido tipo CD). Aunque haya planos diferentes siempre se oye a la voz cantada con la misma auricularización 0.
  • deja de oírse en general cualquier otro sonido (música absoluta)
  • aunque los cantantes o músicos en la historia no sean profesionales, se suele tener una interpretación profesional (en cualquier caso, se graba la música en estudio y se graba la escena en playback) y con perfecta escucha aunque no aparezcan micrófonos

Tenemos en el siguiente vídeo un ejemplo de la diferencia de dos canciones diegéticas que ocurren en el mismo lugar pero con dos tratamientos distintos: decorado o espectáculo.


Música diegética “decorado” y espectáculo en Beltenebros (Pilar Miró, 1991)

La escena de Beltenbrós hace referencia a Rita Hayworth, una actriz icónica asociada al espectáculo musical cuyas películas solían incluir espectáculos musicales siempre justificados diegéticamente como es el caso en Gilda (1946):

Sara Montiel, una actriz más conocida como cantante, solía aparecer en películas donde es una cantante y esto da lugar a una serie de escenas de música espectáculo con justificación diegética:

Sara Montiel canta ‘Quizás, quizás quizás’ como espectáculo dentro de la película Noches  de Casablanca (1963).

La utilización que hace Almodóvar de la música consiste a menudo en la inserción de números de música espectáculo que interrumpen la acción:


Remake de la canción con el actor Gael García Bernal en La mala educación (Almodovar, 2004)

Sara Montiel y la canción ‘fumando espero’ con justificación diegética de un ensayo en El último cuplé (España 1957). Voz e instrumentos diegéticos.


Vídeo: música espectáculo durante una alucinación. Voz amplificada e instrumentos paradiegéticos en Eli Stone 1×02

La noción de música espectáculo también se aplica a la música clásica: las características en este caso es que tenemos en general instrumentistas y orquestas de primer rango mundial, grabadas en CD, que dan el sonido a los personajes que aparecen tocando, aunque en la narración los personajes sean estudiantes o amateurs. Por ejemplo en la serie de animación Nodame Cantabile, tenemos grabaciones de grandes orquestas aunque se trate de estudiantes:


Música espectáculo con el final de la sinfonía nº1 de Brahms interpretado por la Filarmónica de Berlín cuando se trata de una orquesta de estudiantes en Nodame Cantabile 1×19.