Música extendida o desauricularizada

Con este término de música extendida queremos reflejar una utilización muy frecuente en la producción audiovisual (sobre todo televisiva) actual, en la que aparece una música que por sus características de mezcla parece extradiegética (auricularización 0), pero que al mismo tiempo parece emanar de la escena que estamos viendo, parece flotar por encima de esa escena y ser una música diegética “aumentada” o “extendida”frecuentemente por razones hedonistas (utilización de una canción como música espectáculo).

La música diegética extendida suele cambiar de auricularización para pasar a ser claramente diegética, con dos modos narrativamente distintos:

  • cambio de música extendida a música diegética auricularizada: este caso frecuentemente es utilizado para poner una canción al principio a modo de entretenimiento. Tiene a su vez dos maneras de ser resuelta segén que el cambio de auricularización (ecualización) tenga una razón diegética o no.
  • cambio de música auricularizada a diegética: en este caso, la música se “escapa” de su fuente en pantalla, y el espectador es consciente de que es una música diegética. Puede tener en este caso una función narrativa, de extender el poder de la fuente sonora y sus consecuencias sobre el resto de la historia.

captura-de-pantalla-2013-09-21-a-las-20.24.35

Gráfico: paso de música extendida a auricularizada

De música diegética extendida a auricularizada

En el ejemplo del capítulo 10×04 (2009) de la serie CSI Las Vegas, empezamos con unas imágenes de Las Vegas y una música discotequera (Rick James – You And I) que bien podría estar emanando de ese lugar. De hecho muchos capítulos de esta serie asocian una música pop animada con imágenes de Las Vegas, a modo de promoción de la ciudad del espectáculo y la alegría. Esta música es absoluta (invade todo el espacio sonoro sin ningún sonido en competición) y propia de una música de cabecera (extradiegética en su tratamiento de mezclas). Cuando aparece el sonido diegético, la música se convierte en claramente diegética, filtrada y localizada, y la cámara para de hacer movimientos y cambios efectistas: entramos en la realidad banal.

Inicio de CSI Las Vegas 10×04 con música diegética, extendida y extradiegética

Otro ejemplo lo podemos encontrar en el inicio del capítulo 1×05 de Ray Donovan, con una vista panorámica de Los Ángeles: la música desauricularizada funciona con su función hedonista del placer de escuchar una hermosa canción viendo un hermoso lugar, hasta que llega la incidencia dietética.


Música extendida que pasa a diegética y luego es truncada en Ray Donovan 1×05

La música extendida tiene claramente las mismas funciones de enlace entre escenas que la música extradiegética, como podemos ver en el ejemplo siguiente de Sleepy Hollow. En este caso, la música extendida se utiliza sobre los planos de presentación-transición (grandes planos generales de presentación del lugar) y cambia de auricularización cuando entramos en la acción y los diálogos del interior de un local.


Música extendida que pasa a diegética y luego es truncada en Sleepy Hollow 1×01

Es importante separar esta música diegética extendida (que funciona generalmente como la música diegética descentrada pero con una auricularización diferente) de la música extradiegética que aparece luego, que no puede emanar de ese espacio y que tiene una función narrativa muy clara (anticipación-tensión) asociada a la música extradiegética.

En algunos casos, el cambio de auricularización puede estar justificado diegéticamente, como cuando pasamos de la escucha subjetiva con auriculares a una auricularización neutra del sonido transmitido.


Música extendida con justificación diegética en Mercy 1×04

De música diegética auricularizada a extendida

La música extendida (que generalmente es una música diegética “aumentada” a extradiegética y que aparece flotando sobre la escena) puede tener diferentes funciones narrativas, del puro espectáculo musical (función hedónica) a realmente convertirse en un recurso narrativo eficaz, como en el ejemplo analizado de Kill Bill, donde la música del silbido de Elle se convierte en una música orquestal que invade todo y acrecenta el poder maléfico del personaje. Es de notar que la música extendida se suele acabar con la escena y que tiene un comportamiento similar a la música diegética.


El silbido diegético extendido en Kill Bill 

La escena de Kill Bill es un homenaje directo a la música que Bernard Herrmann creó para Twisted Nerve, donde el silbido diegético ya viene “extendido” para indicar la omnipotencia del personaje asesino, y la música extradiegética también es una emanación del tema.


El silbido diegético extendido en Twisted Nerve

Otro ejemplo de música que mata es la música diegética “alocada” que corresponde al personaje femenino de Written on the wind (1956) se convierte en una música extendida para subrayar su omnipotencia y sus ataques que provocan la muerte del padre.


Música diegética preponderante y extendida en Written on the wind (Escrito en el viento) Douglas Sirk 1956



Por oposición, podemos ver que la música diegética puede fundirse con la música extradiegética (como hemos visto en el ejemplo anterior de CSI Las Vegas), y entonces el significado es diferente. Este fenómeno ocurre en el capítulo 1×01 de The Journeyman, en el que tenemos una transición de lo claramente diegético (música pop) a lo claramente extradiegético (música cinematográfica de tensión): en este caso la preocupación que acarrea esta música extradiegética invade y desplaza lo cotidiano, se opone a ello pero no surge de ello.


Transición de música diegética a extradiegética en The Journeyman